10 razones por las cuales la cerveza no es mala para ti

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
La cerveza
Foto: pixabay

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas más antiguas y más consumidas del mundo. También es la tercera bebida más popular después del agua y el té. La cerveza se elabora a partir de granos de cereal, sobre todo de cebada malteada, aunque también se utilizan el trigo, el maíz, el arroz y la avena. 

Pero, ¿y si no te gusta tanto la cerveza en este momento? ¿Y si en realidad eres más bien un bebedor de vino, o un gran aficionado al whisky y a otros licores? ¿Y si nunca la has probado y no se te ocurre ninguna razón para empezar ahora? 

Así que aquí tienes una lista de 10 grandes razones para beber cerveza. Por supuesto, como con cualquier otra cosa, bebe con moderación.

1. Los bebedores de cerveza viven más tiempo

Beber con moderación es bueno, y la cerveza es buena para beberla con moderación. Según varios estudios independientes, los bebedores moderados viven más tiempo y en mejor estado que los borrachos o abstemios. La cerveza es perfecta para el consumo moderado por su menor contenido de alcohol en comparación con el vino o los licores. 

Y como dijo el viejo radical Thomas Jefferson: “La cerveza, si se bebe con moderación, suaviza el temperamento, alegra el espíritu y promueve la salud”. Y no necesitaba que un estudio científico me lo dijera.

2. La cerveza es más nutritiva que otras bebidas alcohólicas

Se habla mucho de la abundancia de antioxidantes en el vino, pero la cerveza tiene otros tantos. Los antioxidantes específicos son diferentes porque los flavonoides de la cebada y el lúpulo son distintos de los de la uva, pero los antioxidantes son algo bueno. 

“La cerveza tiene además mayor contenido de proteínas y vitamina B que el vino. Aún mejor, la cerveza contiene hierro, calcio, fosfatos e incluso fibra”, afirma la Revista de Agricultura y Química de los Alimentos.

3. La cerveza te hidrata mejor que… el agua

¿Quééééé? Sí, has leído bien. Investigadores de la Universidad de Granada, en España, dedicaron meses a probar cuidadosamente a 25 estudiantes. Les pidieron que corrieran en una cinta de correr a altas temperaturas, hasta quedar casi exhaustos. A la mitad de los sujetos se les dio agua y a la otra mitad, cerveza española. Y los resultados… los bebedores de cerveza tuvieron unos efectos de rehidratación “ligeramente mejores”. 

De hecho, los resultados de la prueba indicaron que los atletas masculinos deberían beber 500 ml de cerveza al día, y 250 ml en el caso de las mujeres. Así que la próxima vez que estés haciendo un trabajo agotador bajo el sol abrasador, no te sientas mal por tomar una cerveza fría. La ciencia está de tu lado.

4. La cerveza puede ayudar a proteger tu corazón

Los estudios sugieren que el consumo moderado (una lata al día para las mujeres y dos bebidas al día para los hombres) de cerveza puede reducir la probabilidad de sufrir ataques de corazón, derrames cerebrales o enfermedades cardíacas en comparación con quienes no beben. 

5. La cerveza ayuda a prevenir los cálculos renales

Beber cerveza podría ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales. “De acuerdo con un estudio reciente, tanto los hombres como las mujeres que declararon beber una cantidad moderada de cerveza disminuyeron su riesgo de desarrollar un cálculo con un 41%. Las cervezas que contienen mucho lúpulo -por ejemplo, las cervezas pálidas- son ricas en fitoquímicos que favorecen la salud renal”, afirma la Revista clínica de la Sociedad Americana de Nefrología.

6. La cerveza fortalece los huesos

Por su alto contenido de silicio, la cerveza puede ayudar a fortalecer los huesos. El silicio en la dieta, en forma soluble de ácido ortosilícico (OSA), puede ser importante para el crecimiento y el desarrollo de los huesos y el tejido conectivo y ayudar a reducir el riesgo de osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos, según varios Institutos Nacionales de Salud.

7. La cerveza te ayuda a relajarte y a reducir el estrés

Los aspectos sociales del consumo moderado de alcohol son sólidamente beneficiosos para la salud. En otras palabras, es benéfico salir de vez en cuando a relajarse con los amigos tomando un par de cervezas. Los investigadores han descubierto que dos vasos de cerveza al día pueden disminuir el estrés o la ansiedad.

8. La cerveza puede contribuir a la mejora de la memoria

El lúpulo contiene un ingrediente clave que puede ayudar a mejorar la función cognitiva: el xantohumol. Se trata de un flavonoide que ayuda a retrasar el proceso de degradación de la memoria. Esta sustancia química podría ayudar a proteger las células cerebrales del daño oxidativo asociado a la demencia. 

9. La cerveza es una excelente ayuda natural para dormir

No hace falta beber mucho para conseguir los efectos somníferos de la cerveza. La cerveza contiene dos vitaminas B que favorecen el sueño, y el propio lúpulo es un sedante natural. En otras palabras, olvídate de la leche caliente y tómate una cerveza fría si tienes problemas con el sueño. 

10. La cerveza es también un excelente acondicionador para el cabello

Vale, no te lo estás bebiendo… ¡pero tu pelo lo absorbe! La malta de la cerveza nutre el pelo y lo hace más suave y liso. Sigue tu rutina habitual de cuidado del cabello, pero utiliza cerveza a temperatura ambiental antes de tu acondicionador habitual. El pelo no olerá a cerveza, pero estará tan suave como el culito de un bebé. 

Ellos han usado cerveza como acondicionador para su cabello, descubre los beneficios que tuvieron a través de la historia del cabello: curiosidades sobre los hombres y su cabello a lo largo del tiempo.

¿Te imaginas beber una cerveza fría bajo la superluna rosa? Te echamos la mano con eso también. Toma tu cerveza y ponte a leer sobre la superluna rosa.

Fuentes:

 623 total views,  2 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *