Si en el escenario de la vida las 5 lenguas románicas formaran una banda…

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
línguas românicas, lenguas románicas
Fotografia: pexels.com

Traducción: David Pardo Cossío

Si en el escenario de la vida las lenguas románicas formaran una banda, ¿qué instrumento tocaría cada una de ellas? Las cinco hijas mayores del latín son conocidas en todo el mundo por su musicalidad.

¿Cuántos de nosotros no habremos bailado con fervor al son de canciones “latinas”? ¿O cuántos habrán cantado con todas sus fuerzas “Lasciatemi cantaaare!“, sin ser “italiani veri”? ¿Cuántos no se han imaginado tener una aventura amorosa en los callejones de París o quién podría, incluso, pasar toda la noche a pasos de samba en Carnaval?

Aunque el rumano no sea tan popular como los demás, quienes escuchan el idioma se dan cuenta de su romanticismo subestimado, que recae en palabras que pueden sonar un poco más duras para nuestros idiomas hermanos: italiano, español, portugués y francés.

🥁 Para las lenguas romances, la batería sería…

Esperaban que comenzara con el cantante, ¿verdad? Pero, ¿cuál de los instrumentos, si no la batería, puede considerarse el corazón de una canción

En la parte de atrás del escenario, los bateristas ven a sus colegas y tienen una visión amplia de la audiencia y de la interacción entre ellos. La batería no es un instrumento que deba pasarse por alto, pues marca el ritmo para todos los demás. Sin batería, no tenemos música. Al tararear una melodía, usamos nuestra voz, golpeamos el suelo con los pies o ponemos las manos sobre la mesa. ¿Podemos concluir, de otra forma, que la idea de este instrumento de percusión es fundamental para una banda?

Ritmo , pasión, carta de triunfo: ¿hay otra forma de describir el idioma…?

No es necesario comprender este idioma, sino únicamente ver a dos nativos en una conversación. La forma en que gesticulan es reconocida mundialmente, pero la exaltación se intensifica con cada movimiento y palabra. Le debemos al italiano lo que somos hoy. Nos dictó a nosotras, sus hermanas, la dirección a seguir. Nos mira desde atrás y ve cómo evolucionamos y cómo nos perciben los que nos escuchan. De hecho, ¿no te iría mejor tocando la batería? ¡Eso dice mucho sobre mi asociación!

🎸 Para las lenguas romances, la guitarra sería

Aún no hemos llegado al solista, ¡pero no tengas prisa! Una banda sin ninguno de los miembros ya no puede considerarse una “banda”. Sin duda, ¡el instrumento más popular es la guitarra! Además, ¡las estadísticas dicen que la lengua romance más popular es el español! ¡Hay 580 millones de hablantes en todo el mundo y muchas formas de hablar español! Podemos pensar en la guitarra acústica, eléctrica y clásica. Alguna de ellas se convertirá en la parte más importante de una canción. No en vano, muchas comienzan con unos acordes de guitarra que nos hacen reconocer inmediatamente de qué canción se trata.

Quien la haya escuchado una sola vez, ¡se enamorará sin remedio!

La guitarra nos hace enamorar de una canción cuyos versos ni siquiera entendemos. Cualquiera que escuche español por primera vez en una canción, en una película o serie, experimentará sin duda los siguientes estados: estar enamorado en un instante; sentir un calor familiar; querer empezar a aprenderlo; recordar palabras fácilmente. ¡Aviso! Tan populares como son, tanto el español como la guitarra, ambos necesitan de mucho esfuerzo y dedicación.

Tanta armonía, calidez, color y energía; es imposible no adorarlos y pensar en ellos cuando escuchas las palabras “instrumento” y “lenguas romances”. Venga de donde venga, ya sea de América o de Europa, ya ni siquiera importa, el español anima a nuestra familia.

🎤 Para las lenguas romances, el solista sería

El instrumento más popular en el mundo de la música es uno que no podemos tocar, pero que puede tocarnos. La voz, que cubre los versos, es parte del polvo mágico que, al final de un canto a capela, puede crear historia. Podemos bailar toda la noche, ¡pero no hay mayor felicidad que gritar los versos de tu canción favorita!

En una fiesta, en el coche con amigos, mientras se limpia la casa se estudia; cuando se canta con cariño, cualquier tarea se convierte en todo un acontecimiento. Solo tú y la letra. En el centro de atención está el cantante. En medio del escenario, en boca de todos, es el símbolo que guía a quienes piensan en una determinada banda. Es la imagen, el portavoz, el núcleo.

Voz seductora, dolorosa, suave… casi nadie conquista como él lo hace en pocas palabras…

La similitud entre “románico” y “romántico” es casi una coincidencia accidental, todos pensamos en un solo idioma que puede considerarse el símbolo del amor: ¡el francés! Voz seductora, dolorosa, suave … casi nadie conquista como lo hacen algunas palabras en este idioma. Esta lengua no se esfuerza mucho por ser encantadora. La imagen del amor orbita a su alrededor: la orilla del río, el atardecer, la poesía, el arte, la cultura.

El francés nos ofrece una musicalidad aparte y, independientemente de lo que exprese, siempre logra conservar una cierta elegancia que casi ningún otro idioma tiene. Incluso pueden ser difíciles de seducir, el solista y el francés, pero son los primeros en seducir; lo que es seguro es que nadie puede olvidarlos.

🎹 Para las lenguas romances, el piano sería

No hay episodio en la vida que no esté acompañado de música. Hablamos en los momentos felices de la vida cuando nos sentimos vivos escuchando música. Pero, ¿quién puede aliviar el sufrimiento cuando estamos tristes? ¿Qué instrumento puede comprender mejor nuestro dolor y servir como banda sonora en los días en que queremos tomarnos un descanso de la vida?

Cuando escuchas la frase “canción triste”, ¿no es cierto que la primera en la que piensas es lenta y, muy probablemente, el instrumento principal es el piano? Hay bastantes canciones animadas donde la felicidad viene del piano. Pero, al menos en mi opinión, el piano sugiere una tarde lluviosa. Melancolía, dolor, lágrimas: el piano siempre nos hace extrañar…

Dulce e amarga es la melodía del piano y la lengua…

Hablando en nostalgia … mejor dicho, en “dolor”, ¿quién puede entender mejor este sentimiento que aquellos que hablan el idioma rumano? Aunque el piano no es el equivalente a la tristeza, sugiere una sensación de aislamiento. Ocupa un espacio casi grande en el escenario, pero ha sido ignorado en varias ocasiones con respecto al proceso de aprendizaje y la elección de un instrumento. ¿Podría ser porque esta ambivalencia es difícil de controlar?

El idioma rumano es dulce y amargo. Quien aprende ambos, piano y rumano, cierra el mundo exterior bajo llave. Vive consigo mismo todos los sentimientos humanos, especialmente los que se encuentran en polos opuestos. Tiene una visión única de la vida, que en sí misma viene con altibajos, más alerta y más lenta, más feliz y triste.

🎻 Para las lenguas romances, el violín sería

Conocido con el sobrenombre de “la reina de los instrumentos”, el violín no siempre puede estar presente en el escenario, pero cuando lo está, todo el mundo tiene la mirada fija en él. A este respecto, sabemos que es uno de los únicos instrumentos cuyas notas no pueden ser reproducidas en su totalidad por otros instrumentos.

Es majestuoso y delicado. Las notas producidas por un violinista llenan la esquina de cada canción, alegrando cada sentimiento en armonía. Un instrumento que a menudo se subestima es, de hecho, la base de varios estilos musicales contemporáneos. Desde Mozart, el violín ha encontrado su lugar tanto en el jazz como en el R&B. No hay persona en este mundo a la que no le guste este instrumento.

No amarás a otro después de enamorarte de…

El último, pero no el menos importante, el portugués logra ser imponente y delicado. Más romántico que el francés, vivido con más intensidad  que el italiano, mejor para bailar que el español y más doloroso que el rumano, el portugués puede imponerse en cualquier contexto.

A pesar de su popularidad, nos mira desde la sombra, esperando que reunamos más coraje para descubrirlo. Una vez que entremos en su universo, nunca nos iremos. No es para todos, pero sí para los fanáticos de la música clásica: cualquiera que se enamore del idioma portugués nunca amará otro idioma de la misma manera.

No tienes que estar de acuerdo conmigo con respecto a las lenguas romances elegidas, pero si no, déjanos un comentario con tus elecciones para formar este tipo de banda.

 

Una incursión en la historia nos muestra que las mujeres han tenido un gran impacto en ella y han logrado cambiar el mundo para mejor en múltiples ocasiones. Aquí puedes saber más.

 

lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas lenguas románicas

 676 total views,  1 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *