El vino tinto – 10 beneficios para la salud

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Vino tinto, vinho tinto
Foto: pixabay.com

Si el vino tinto tiene algún beneficio excepcional o no para la salud todavía se está debatiendo. Sin embargo, los estudios han demostrado que el consumo diario de una cantidad moderada de vino tinto, que tiene un contenido de alcohol entre 12-15% ayuda a la prevención de una serie de enfermedades, incluso las cardíacas.

Hay que recordar que existe una fina línea entre moderación y exceso. El consumo excesivo de vino es perjudicial para la salud. Por otra parte, un consumo demasiado reducido no garantiza beneficios de los que suelen disfrutar los bebedores moderados. Pero ¿cuáles son los beneficios del vino tinto para la salud?

1. Es rico en antioxidantes

Antes de consumir vino tinto, hay que saber casi todo sobre él: cuáles son los efectos negativos y positivos que la bebida puede tener sobre la salud, ya que está enriquecida con potentes antioxidantes. Las uvas más oscuras son ricas en antioxidantes como el resveratrol, la epicatequina, la catequina y las proantocianidinas. De ellos, el resveratrol y las proantocianidinas son los principales responsables en garantizar unas propiedades metabólicamente saludables.

2. Reduce el colesterol malo

Se sabe que los vinos tintos reducen el colesterol malo del organismo. Según un estudio, la uva tinta Tempranillo, rica en fibra y utilizada para elaborar algunas variedades de vinos tintos como el Rioja, reduce los niveles de colesterol malo.

Aquí puedes leer más sobre La Rioja.

3. Mantiene el corazón sano

No sólo regula los niveles de colesterol, sino que también mantiene el corazón sano. Los polifenoles, un tipo de antioxidante presente en los vinos tintos, evita la coagulación no deseada, manteniendo los vasos sanguíneos flexibles. Sin embargo, hay que recordar que el consumo excesivo de alcohol perjudica al corazón.

4. Regula el azúcar en la sangre

El resveratrol, un compuesto natural que se encuentra en la piel de la uva, controla los niveles de azúcar en la sangre de los diabéticos. La investigación demostró en los sujetos que tomaron 250 mg de suplementos de resveratrol una vez al día durante tres meses niveles de azúcar en sangre más bajos. El resveratrol también controla los niveles de colesterol y la presión arterial sistólica.

5. Reduce el riesgo de cáncer

El consumo regular y moderado de vino tinto puede reducir eficazmente el riesgo de ciertos tipos de cáncer, como el de células basales, el de cuello de útero, el de próstata, el de ovarios, etc. Los científicos utilizaron una dosis de resveratrol en células cancerosas humanas y descubrieron que la molécula bloquea la acción de una proteína clave que contribuye a la formación del cáncer.

6. Ayuda a tratar el resfriado común

Los antioxidantes presentes en los vinos tintos curan el resfriado común protegiendo las células contra los efectos dañinos de los radicales libres que desempeñan un papel importante en los resfriados, el cáncer y otras enfermedades.

7. Mantiene su memoria aguda

¿Se pregunta cómo mantener una memoria aguda? Según varias investigaciones, el resveratrol de los vinos tintos inhibe la formación de la proteína beta-amiloide, un ingrediente clave de la placa cerebral de los pacientes con Alzheimer.

8. Mantiene el peso corporal

Le agradará saber que el resveratrol también le ayuda a controlar el peso. El compuesto químico piceatannol convertido en resveratrol reduce las células grasas de nuestro cuerpo. Según los investigadores, el piceatannol acelera los receptores de insulina de las células grasas, lo que bloquea las vías necesarias para el desarrollo de las células grasas inmaduras.

9. Reduce el riesgo de depresión

Un estudio realizado en personas de mediana edad y ancianos demostró que beber cantidades moderadas de alcohol a diario mantiene a raya la depresión. Las personas que beben vino tinto son menos propensas a la depresión que las que no lo hacen.

10. Tiene efectos positivos para el sistema digestivo

Se ha demostrado que la naturaleza antibacteriana del vino tinto sirve para tratar la irritación del estómago y otros trastornos digestivos. También se ha demostrado que el consumo de vino reduce el riesgo de infección por Helicobacter pylori, una bacteria que suele encontrarse en el estómago.

El consumo excesivo de alcohol puede tener una serie de efectos negativos en el organismo, como la cirrosis hepática y el aumento de peso. Incluso puede poner en peligro la vida. Sin embargo, eso no significa que no pueda permitirse beber su vino tinto favorito de vez en cuando. 

Lo ideal es no beber más de 1-1,5 vasos al día para las mujeres y 1-2 vasos al día para los hombres. También es aconsejable omitir el vino durante 1 o 2 días para que haya una pausa suficiente en el consumo. Sin embargo, éste debe ser el límite total de consumo de alcohol y no sólo de vino.

Fuentes:

 306 total views,  2 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *