Bruselas – de paseo por 5 parques que no te puedes perder

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Bruxelles, Grand Place, Bruselas
pixabay.com

Traducción: Maria Andreea Manea

Si te propones hacer una visita a Bruselas, la capital de Europa, seguramente hay que tener un plan bien hecho, para no perder objetivos turísticos como Grand Place (traducido como La Plaza Mayor) o Atomium. Te encantará ir al Parlamento Europeo a ver a Manneken Pis vestido de diferentes prendas.

Pero ¿cómo sería si, además de todo esto, descubrirás que el corazón de Europa tiene otros lugares para ofrecer, aparte de los fotografiados por la mayoría de los turistas? A través de este artículo te propongo enriquecer tu lista de objetivos turísticos y caminar libremente por parques aireados y acogedores en cualquier temporada, por callejones estrechos, que parecen desprendidos de los libros de cuentos, con casitas bajas, cubiertas de paja, con puertas y ventanas coloridas y después probar una variedad de gouffre o refrescarte con una cerveza de calidad, pero sin exagerar.

1. El bosque de Soignés o La Catedral de haya

El bosque de Soignés o La Catedral de haya, como suele llamarse, se encuentra en el primer lugar si hablamos de espacios verdes. Esta es la principal fuente de oxígeno de Bruselas, un bosque que se extiende por aproximadamente 5000 hectáreas, 270 de las cuales están incluidas  en el patrimonio UNESCO.

Aquí encontrarás no solo un simple bosque, sino  también espacios infantiles, estanques en los que se refrescan los hermosos cisnes o pequeñas familias de aves. Puedes pasar un rato jugando un partido de golf en el Hipódromo, después disfrutar de una merienda en los espacios que sirven para eso o, por qué no, continuar hacia el siguiente destino menos conocido.

 

2. El Parque Tournay-Solvay

Siguiendo, entrarás directamente al asombroso parque Tournay-Solvay. Este tomó su nombre de los primeros propietarios del terreno, Alfred y Ernest Solvay que construyeron un imperio neo-renacentista que ampara un castillo, hoy en día en proceso de restauración, un jardín con árboles frutales y una gran variedad de plantas curativas. Bruselas cuenta con dos lagos habitados por fieles patitos e incluso grullas y una hermosa exposición floral que alegra la vista de cualquier visitante empezando con el mes de noviembre.

 

3. El sector monasterial Rouge Cloître

Desde el corazón del bosque puedes hacer un desvío hacia un antiguo dominio  monasterial, Rouge Cloître, de momento abierto solamente para dar paseos. Aquí encontrarás un oasis de tranquilidad cerca de los dos estanques para la pesca, una pequeña granja de la que pueden disfrutar tanto los niños como los adultos y dos grandes espacios infantiles considerados como las más modernas de Bruselas.

 

4. El Parque Cinquantenaire y El Arco del Triunfo

El Arco del Triunfo se encuentra asombroso, regio e imponente en medio del Parque Cinquantenaire. Este parece estar protegido por unos cuantos museos como El Museo de las Armas, El Museo de la Aviación, El Museo del Automóvil y El Museo Real del Arte y de la Historia; todos ellos parecen formar un arco alrededor del Arco del Triunfo. El Parque Cinquantenaire es además conocido por sus fiestas anuales a cielo abierto.

 

5. El Parque Tervuren

El último, pero sin carecer de importancia, es el parque Tervuren. Verdaderamente espectacular, este comprueba que se puede pasar un día perfecto en un parque que dispone de todo lo necesario para sentirse de vacaciones. El Museo Africano, la Capilla Saint Hubert, zonas autorizadas para la pesca y muchas otras actividades al aire libre pueden ser descubiertas en Bruselas.

Otros parques que destacan son: Astrid, que alberga el estadio del equipo de fútbol Anderlecht, el parque Bois de la Cambre donde se puede disfrutar de un placentero paseo en barco con pedales, relajarse en la terraza al lado del lago o sencillamente sentarse sobre la hierba como la mayoría de la gente que quiere aprovechar el sol y tener privacidad con y para sí mismo. 

Bruselas te puede brindar más de lo que he descrito en este artículo; ¡descúbrelo tú mismo!

Además del aire puro y de los paisajes coloreados, lo que tienen en común estos parques son las pistas para bicicletas que en Bruselas están aumentando cada vez más, alentando de esta manera la disminución de la polución, de camino hacia un estilo de vida de lo más saludable.

Seguramente encontrarás semejantes parques también en otras capitales europeas y desde Bruselas hay vuelo directo a Madrid. Mira aquí 4 parques increíbles de Madrid que no te puedes perder.

Consejo: Empieza de nuevo, la naturaleza lo hace cada año. (Valeriu Butulescu)

Puedes leer el artículo en rumano, aquí.
Puedes leer el artículo en italiano, aquí.

 

Fuentes:

 420 total views,  1 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *