La educación sexual en las escuelas como asignatura obligatoria, ¿a favor o en contra?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
educación sexual
Foto: commons.wikimedia.org
Mark Twain decía: ,,La educación, la educación lo es todo. La educación hace al hombre”. Y en la misma nota sigo yo, pero… ¿qué tipo de educación? ¿Cívica? ¿Religiosa? ¿La básica que supone aprender gramática, algunos idiomas, comunicación y un deporte o dos? ¿No debería, a lo mejor, que el estado rumano inserte también la educación sexual para los jóvenes en el programa escolar?

 

Aunque todos presumen de que Rumanía ha evolucionado mucho en comparación con la imagen del país de hace unos años, no puedo estar completamente de acuerdo. Es que tratamos de ponernos al tanto con lo que pasa alrededor del mundo, tratamos de recuperar lo que nos perdimos y de adaptar todo lo nuevo a nuestro país y cultura, pero las huellas de la mentalidad cerrada aun están presentes.

¿ Y cómo estar en todo de acuerdo si, por ejemplo, la educación sexual de los adolescentes es todavía un tema tabú, un tema de porcelana?

Claro que los rumanos somos personas “open-minded”, como está ahora de moda decir, y precisamente por eso llevábamos en 2015 el mayor porcentaje, de la Unión Europea, de madres adolescentes.

Al momento de preguntar, para un estudio realizado por la agencia de investigación IMAS a los estudiantes de edad entre 10 y 14 años, si era necesaria la educación sexual en la escuela, un porcentaje de 70,3% respondió que sí. Por esto, los padres deberían de escuchar a sus hijos que reciben más entusiastas y abiertos esta propuesta y acceder a ofrecerles información, en vez de privarlos de ella.

En primer lugar, los rumanos deberíamos pensar en la situación bastante dramática en la que se encuentra nuestro país. Hoy en día, 10 de 100 madres tienen menos de 19 años. Los adolescentes empiezan a tener relaciones a edades frágiles, cuando aun no están preparados y cuando ni siquiera saben lo que supone esto y como hay que cuidarse. Siendo privados de algún modo de información sobre el tema de la sexualidad y de los métodos contraceptivos, acaban por tener niños cuando ellos mismos siguen siendo unos.

Otro aspecto que sostiene la implementación de la educación sexual en el programa escolar es que Rumania, desgraciadamente, también se clasifica en top 10 países europeos en la categoría de infecciones de transmisión sexual. Especialmente los niños son los que sufren por las ideas anticuadas y por la negación casi rotunda de los padres en convertir el tema de la sexualidad en algo normal. Ellos acaban infectados porque sus padres no estuvieron de acuerdo con que su profesor les hable sobre los métodos contraceptivos, sobre la importancia que tienen y sobre cómo llevar una vida sexual activa de manera segura.

Teniendo en cuenta estos aspectos que son de los más graves, entendemos todos por qué es necesaria la educación sexual. Ya sé que cualquiera puede venir ahora a decirme que yo no puedo opinar sobre el tema porque no soy padre, pero algún día lo seré y quiero que mis hijos reciban información sobre este asunto e ir responsables por la vida.

Es verdad que a unos padres que no tuvieron en su adolescencia la misma mentalidad que los niños o los jóvenes de hoy, aún les parezca tabú el tema, pero deberían adaptarse al “mundo nuevo” y dejar atrás las concepciones que ya no se relacionan con la realidad en la que vivimos, convirtiéndose en mejores padres. De otro modo, podrían acabar por ser unos abuelos muy jóvenes y ver crecer a sus hijos y a sus nietos juntos.

Fuentes

 

Si logramos despertar tu interés, te invitamos a leer este artículo. Y quizás podrás echarle un ojo también al artículo que te dejamos aquí.

 613 total views,  1 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *