Las clases en línea y 5 de sus mayores problemas

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
clases en línea, student, typing, keyboard cours en ligne
Pixabay.com

Mucha gente diría que las clases en línea son facilísimas. Estás en tu propia casa, sólo tienes que acceder a un enlace para conectarte y no tienes que ir físicamente al colegio o a la universidad.

A seguir, quiero presentarte, desde mi punto de vista, las dificultades de las clases en línea, para que entiendas por que tantos jóvenes se están quejando de ellas.

Mucho tiempo con los ojos en la pantalla

Con hasta seis horas de clases en línea cada día, y además, todos los deberes, acabamos por mirar fijamente una pantalla por un tiempo extremadamente largo. Nuestros padres están siempre quejándose de que nuestra generación pasa demasiado tiempo mirando una pantalla y hay que admitir que tienen razón. Tanto tiempo mirando la pantalla de un portátil nos da dolores de ojos y de cabeza y nos cansa muchísimo más rápido que una clase en vivo en el colegio o en la universidad.

La falta de interacción 

Es bastante simple de explicar: toda la comunicación se hace mediante la tecnología. Sin importar cuán bien explica el profesor y cuán interactiva es la clase, estamos más conscientes que nunca que comunicar a través de una pantalla no es tan eficaz y tan real como hablar cara a cara. 

Las experiencias perdidas

Este es, probablemente, el problema que más me está preocupando: siento que el tiempo está pasando demasiado rápido y que mis años de universidad se acabarán pronto sin haber sentido las reales emociones que debería experimentar. A veces, el aprendizaje en línea simplemente no parece bastante “real”. La verdad es que la mayoría de nosotros echamos de menos las aulas de la universidad y los momentos que pasamos allí. Aún menos confortables que las clases en línea, todas estas cosas de la vida estudiantil tienen su propio encanto.

El aislamiento

Las personas tímidas van a empatizar conmigo – si generalmente tienen dificultades en hacer amigos, la situación actual solo lo hace más difícil. La cuarentena empezó de repente, interrumpiendo mi primer año de universidad, cuando apenas estaba conociendo mejor a mis compañeros.

Me estaba acostumbrando a las personas de mi alrededor y a las nuevas circunstancias de mi vida, cuando tuvimos que encerrarnos en casa y continuar las clases en línea. Es verdad que todavía compartimos muchos momentos divertidos, aunque virtualmente, pero la falta de contacto entre compañeros hace las clases en linea más difíciles. 

La perdida de la concentración

En las clases en línea es más fácil que nunca perder la concentración. Varias veces me encontré perdiendo el tiempo en las redes sociales, solo escuchando al profesor casi como a un programa de radio, sin poner atención en las cosas que estaba diciendo. Suena muy mal y admito que lo es. A algunos de nosotros nos gustaría negar este hecho, pero la realidad es que tener el móvil al alcance todo el tiempo, incluso durante las clases, hace muy fácil perder la concentración.

A veces, es un real esfuerzo dejar el móvil, que produce tanta dependencia y poner atención totalmente en la clase. Pero, es un esfuerzo absolutamente necesario que vale la pena al final del semestre, cuando no tendrás que ponerte al día con todos los cursos en sólo algunos días.

Espero que, leyendo este artículo, has podido comprender mi punto de vista, que mucha gente en mi situación seguramente comparte. Esto no es para decir que las clases en línea son más difíciles que el aprendizaje tradicional, sólo que tienen sus dificultades. Te aseguro que, aunque deseamos volver a las clases normales cuanto antes, debemos estar conscientes de los peligros que causan esta pandemia y de la importancia de las medidas preventivas. 

Y, al final, para que este artículo no tenga un aire tan quejoso, te presento tres ventajas del aprendizaje en línea que agradezco cada día:

  • la comodidad de mi propio cuarto,
  • el dinero que ya no tengo que pagar para el transporte en común,
  • el tiempo ahorrado, que antes tenía que pasar por el camino cada dia. 

¿Quieres aliviarte un poco del estrés? Aquí tienes algunas recomendaciones de animes de comedia que seguramente te harán reír. 

 729 total views,  2 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *