El matrimonio de Carlos I con Isabel de Portugal – 10 de marzo de 1526, un evento especial para España

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Carlos I
Carlos V y Isabel de Portugal, Foto: hu.m.wikipedia.org

El 10 de marzo de 1526 marca un evento especial para España: el matrimonio de Carlos I con Isabel de Portugal. A continuación, trataremos de llegar al núcleo de la situación.

Para entender mejor este capítulo de la historia, necesitamos conocer a los protagonistas y descubrir el contexto en el que tuvo lugar.

  • ¿Quién era Carlos I?
  • ¿Cómo llegó a ser rey?
  • ¿Quién era Isabel de Portugal y por qué Carlos la eligió como su compañera de vida?

Las respuestas a estas preguntas se pueden encontrar en los siguientes pasajes.

Carlos I – Vida y Coronación

Carlos I de España y el V del Sacro Imperio Romano Germánico fue emperador del Imperio romano-alemán y rey de España. Tenía raíces españolas del lado de su madre, alemanas después de su abuelo paterno y borgoñonas después de su padre, heredando así cuatro de las casas nobles más influyentes de Europa.

Carlos era hijo de Felipe I de Castilla y Juana I de Castilla. Nació en la ciudad flamenca de Gante en 1500 y, desde su nacimiento ha recibido el título de Conde de Luxemburgo. A la muerte de su padre, en 1506, también heredó los territorios que poseía: Holanda, Luxemburgo y el Franco Condado. Su tía, Margarita de Austria, y Adriano de Utrecht, también conocido por él título ulterior de Papa Adriano VI, se ocuparon de su educación.

Desde la infancia ha aprendido lenguas extranjeras como flamenco, alemán, español, francés e italiano.

Carlos heredó de su abuelo, Fernando II, las tierras de Aragón, Nápoles, Sicilia y Cerdeña y reinó en España de 1516 a 1556. Fue aceptado como rey aquí después de prolongadas negociaciones con las Asambleas castellanas que impusieron condiciones específicas para la admisión del nuevo rey.

Durante su reinado, Carlos siguió la elaboración del sistema administrativo dividido en consejos y el desarrollo económico de Castilla, un proceso que tuvo éxito durante un período gracias a las conquistas hechas en América, pero que entró en declive al final del siglo XVI.

Isabel de Portugal y el matrimonio

Isabel de Portugal, hija del rey Manuel I de Portugal y de María de Aragón, nació en 1503 en Lisboa. En su infancia estudió humanidades, aprendió idiomas como el latín, el español y el francés bajo la dirección directa de Elvira de Mendoza.

Cuando llegó el momento del matrimonio, el primer y más elegible pretendiente era su primo, Carlos. La razón dada para hacer ese matrimonio fue precisamente la facilitación de una fuerte alianza entre los dos países, España y Portugal. Una de las ventajas obtenidas fue la protección y apertura a nuevas conquistas aseguradas por la poderosa flota portuguesa.

Pero las cosas no fueron según lo planeado desde el principio y Carlos se casó con María Tudor para realizar una alianza con Inglaterra. Este gesto fue interpretado como una ofensa contra la nobleza portuguesa, pero Isabel todavía estaba decidida a casarse con su primo hermano.

En 1525, el interés de Carlos en la alianza anterior con Inglaterra disminuyó considerablemente y regresó al plan original, aceptando a Isabel. Un año más tarde, el 10 de marzo de 1526, la boda de la pareja tuvo lugar en el Real Alcázar de Sevilla.

Por lo tanto, el matrimonio de los dos nobles era más que nada un acuerdo político que preveía la obtención de ventajas para ambas partes incluidas. Sin embargo, sus vidas posteriores demuestran que realmente se amaban.

Se dice que Carlos ordenó una especie de planta que no fue encontrada en las tierras de España y plantó una gran cantidad de especímenes en honor a su esposa que estaba encantada con el gesto y la belleza de la flor. Así que el clavel queda entonces el emblema de España.

Isabel era regente de España cuando su marido estaba a cargo de asuntos exteriores y tuvo que abandonar el palacio. Se ocupó de diversos problemas como la protección del reino, la protección de las costas de la Península Ibérica y la defensa del norte de África de los piratas, trayendo así prosperidad a España. Al mismo tiempo, se cuidó de sus tres hijos y se encargó de su educación.

En conclusión, aunque los principios modernos no aceptan la idea del matrimonio entre parientes cercanos, en ese momento esas alianzas familiares eran completamente normales y a menudo se consideraban oportunidades para obtener un mayor poder e influencia en ciertos territorios.

La impresionante vida de los dos esposos nos muestra que en ciertas situaciones no es el amor lo que construye relaciones duraderas, sino relaciones basadas en valores esenciales que construyen un amor más cualitativo y noble con el tiempo.

Fuentes de referencia:

 1,163 total views,  1 views today

2 comentarios en “El matrimonio de Carlos I con Isabel de Portugal – 10 de marzo de 1526, un evento especial para España”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *