Hygge: La felicidad está en las cosas sencillas – 10 trucos inspiradores para ser feliz

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
hygge
Commons.wikimedia.org

¿Qué es hygge? ¿ Y qué tiene que ver con la felicidad? La respuesta para la segunda pregunta sería: mucho. Pero, la definición es un poco más compleja. Hygge es un concepto danés que podría ser traducido como la busqueda de la felicidad cotidianaY mucho más que eso.

Hygge es, más bien, el medio ambiente, las vivencias de uno y no se enfoca necesariamente en las cosas materiales. Significa estar con las personas a las que amamos, tener el sentimiento de estar a salvo. Es una actividad íntima, a veces relacionada con la comodidad y la compañía de alguien. Es el hecho de poder entretener una conversación interminable sobre los grandes o pequeños problemas de la vida, o sentirse simplemente bien el uno con el otro, saboreando un taza de té. 

Hygge es un estilo de vida 

..específico danés. Dinamarca ha estado muchas veces designada como el país más feliz del mundo. Son muchos los factores que contribuyeron a eso: la generosidad, la libertad, el PIB, una buena gobernación y la esperanza de vida alta. Pero, un factor que se destaca completamente son las relaciones interhumanas semnificativas y positivas. 

Aunque puedes gozar del hygge también solo, lo más a menudo hygge pasa junto a grupos pequeños de amigos o en familia. Esto supone un nivel alto de comodidad, relajación e igualdad – una característica con profundas raíces en la cultura danesa. Nadie es el centro de atención y no domina la conversación durante largos períodos de tiempo. La igualdad es un elemento muy importante porque es más hyggeligt (adjetivo) ayudar entre todos en la preparación de la comida que dejar el hospedador solo en la cocina. 

El tiempo que pasas con otros crea un ambiente cálido, relajante, amigable, realista y acogedor. Esto se parece mucho a un abrazo agradable, pero sin contacto físico. 

Otro elemento hyggeligt en la vida de los daneses es la comida. ¡Están locos por los dulces! Desde ositos de goma, bombones y flødeboller, hasta tortas, pan de jengibre y otros productos de la pastelería. A parte de eso, les encanta también las bebidas calientes. Puede tratarse de té, chocolate caliente o vino hervido, pero la bebida caliente favorita de los daneses es el café. ¿No te lo esperabas, eh?

Vive la vida hoy como si no existiría el café mañana.

Las cosas más hermosas de la vida son gratis

La sencillez y la modestia son elementos centrales para hygge. Es más, son consideradas virtudes cuando se trata de diseño interior y cultura. Hygge significa también apreciar las cosas sencillas de la vida y se pueden obtener con un presupuesto restringido. Por supuesto, si no tienes que comer, el dinero es indispensable, pero si no luchas contra la pobreza y no vives de hoy a mañana, 100 euros más al mes no es mucho cuando se trata de la felicidad. 

Esto encaja muy bien con el concepto hygge. No puedes comprar el ambiente adecuado o el sentimiento de cercanía. No puedes disfrutar de hygge si estás de prisa o estresado, y el arte de la intimidad no puede ser comprado con nada aparte de tiempo, intéres y devoción, todas invertidas en la gente de tu alrededor. 

Actividades hygge con poco dinero:

  • jugar juegos de sociedad con los amigos o familia
  • instalar una mini-biblioteca en el hueco de la escalera para poder intercambiar libros con los vecinos 
  • ver películas al aire libre, por lo general en los parques, con un grupo restringido de amigos
  • deslizarse en trineo 
  • fiesta en la despensa: cada persona trae ingredientes para preparar algo para guardar en la despensa (mermelada, salsa de tomate casera, sopa de pollo, limoncello y otras)
  • ver series de televisión semanal junto con un amigo 
  • fiesta de trueque: invitar los amigos para intercambiar cosas que ya no utilices, pero que podrían ser útiles a otras personas
  • hacer una fogata y sentarse con los amigos alrededor del fuego para conversar o solamente escuchar la crepitación de la leña.

¿Por qué adoptar el arte danés definido por hygge?

  1. Puedes gozar de hygge solo, si eres introvertido. Anidar debajo de una manta y ver tu serie favorita o leer un libro en un día lluvioso. Pero parece que los momentos más hyggeligt involucran la compañía de otras personas. Las relaciones interhumanas son benéficas para la salud emocional.
  2. La relajación es esencial. Renuncia a las formalidades. Sé natural.
  3. Sabemos que la naturaleza es fuente de bienestar. Cuando estás rodeado de la naturaleza, bajas la guardia y todo se vuelve simple. No nos abruman más los electrodomésticos y tampoco tenemos que malabar con una multitud de opciones. No existe lujo o extravagancia, sino solamente compañía y conversación de calidad. Los elementos sencillos, blandos, rústicos nos transponen rápidamente en un estado de hygge.
  4. Vive en el presente. Hygge está cargado de un fuerte compromiso por vivir y disfrutar el momento presente. 

Es tan simple ser feliz y tan difícil ser simple.

¿Cómo reconocer hygge?

Aunque puede ser un concepto abstracto e intangible, creo firmamente que podemos utilizar todos nuestros sentidos para detectarlo. Hygge tiene un sabor, un sonido, un olor y una textura.

  • El sabor hygge es casi siempre familiar, dulce y reconfortante. Si quieres una taza de té más hyggeligt, agregas miel. Si quieres hacer una torta más hyggeligt, agregas almíbar. Y si quieres un guiso más hyggeligt, agregas vino.
  • Las pequeñas chispas crepitando y los chasquidos de la leña ardiendo son, probablemente, los sonidos más hyggeligt que existen. Hygge significa también el ruido que hacen las gotas de lluvia en el techo, el sonido del viento o el ruido de un suelo de madera al que pisas. 
  • ¿Has olido alguna vez algo que te transportara en un momento y un lugar en que te sintieras a salvo? Un olor puede inducir furtes sentimientos de seguridad y comodidad, como el aroma de una panadería o el perfume de las flores brotando del jardín de tu infancia. Lo que hace que un olor sea más hyggeligt puede diferir de persona a persona, porque a los olores se les asocia una situación del pasado con el mismo olor.
  • Si dejas que tus dedos se deslicen sobre una superficie de madera o una taza caliente de cerámica, se activa el estado hygge. 
  • Mirar al estilo hygge: la suave caída de los copos de nieve, el perezoso parpadeo del fuego en la chimenea.
  • El sexto sentido se trata de sentirte seguro, de confiar de las personas de tu alrededor y del lugar en que estás. El sentimiento de que puedes ser tú mismo alrededor de otras personas. 

La receta danesa de la felicidad

  1. Enciende algunas velas o una chimenea 
  2. Sé presente. Deja el teléfono.
  3. Deleitate con un café, un chocolate, bombones u otros dulces. 
  4. “Nosotros” en vez de “yo”. Dividir las tareas.
  5. Sé agradecido por todo lo que tienes.
  6. Igualdad. No necesitas competir. Ya nos gustas.
  7. Relajate. Toma un descanso. La relajación es importante.
  8. Sin dramas. Discutimos política con otra ocasión.
  9. Construye relaciones interhumanas, amistades que duran para toda la vida.
  10. Tu hogar. Este es tu propio lugar de paz y de seguridad. 

La felicidad humana nace más bien de los pequeños beneficios que tenemos todos los días, y no de los grandes acontecimientos del destino, que rara vez suceden.

!Estás informaciones y muchos más los puedes encontrar en el libro “El pequeño libro del Hygge: La filosofía danesa del bienestar“, del autor Meik Wiking, al que te invito conocer más aquí.

Espero que he logrado hacerte ver la cosas de manera más positiva y, si te antoja leer más sobre el mismo tema, puedes hacer clic aquí.

Les dejo también el siguiente vídeo con más trucos inspiradoras para ser feliz que se centra en el fenómeno de hygge.

 377 total views,  2 views today

1 comentario en “Hygge: La felicidad está en las cosas sencillas – 10 trucos inspiradores para ser feliz”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *