Todas las relaciones que vas a tener en tu vida (la 2ª parte)

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
relaciones, relazioni, relações
pixabay.com

Traducido por: Denisa David

Como ya leíste en el artículo anterior, hay varias personas importantes que conocemos durante el transcurso de nuestras vidas. Hay algunos que solo se quedan con nosotros por poco tiempo, para enseñarnos más sobre la vida (Relaciones Kármicas), y otros diseñados para ayudarnos en el desarrollo personal y en aprender sobre el amor propio a largo plazo (relaciones con un alma gemela). Sin embargo, uno de los tipos de relaciones que no se escucha con tanta frecuencia es el de Twin Flame (Llama Gemela).

¿Qué necesitas saber sobre ella?

La relación con un Twin Flame es, sin duda, mucho más profunda y complicada que las demás. A pesar de ser una conexión verdaderamente divina, es tumultuosa y llena de obstáculos. Los Twin Flame son dos personas con cuerpos diferentes, pero que comparten el mismo alma.

En otras palabras, tu Twin Flame puede ser considerado la otra versión de ti, que refleja tus comportamientos o pensamientos (incluso los más ocultos y aterradores), así como tus valores en la vida. Al quedarse con él, parece que te miras en un espejo y encuentras partes de ti mismo nunca antes descubiertas. Por lo general, los Twin Flame terminan siendo novios, debido a los sentimientos tan fuertes, pero también pueden ser amigos, en algunos casos.

¡No es posible encontrar tu Twin Flame más de una vez!

Aunque parezca una relación perfecta, todas estas características compartidas de las parejas conllevan muchas dificultades. El encuentro con un Twin Flame puede generar frustración y por momentos parece no tener sentido: esta conexión te obliga a ponerte en contacto con tus lados más oscuros, con el objetivo final de mejorarte y cumplir una misión espiritual. No es una relación simple y, a menudo, la intensidad de la misma se vuelve sofocante e incómoda para uno o ambos compañeros.

En comparación con un Alma Gemela, un Twin Flame aparece en tu vida solo una vez, por lo que no puedes tener más de uno; es una relación única, de alta intensidad y con muchos impedimentos. Es importante saber que no todo el mundo lo encuentra en esta vida, por lo que no siempre es fácil darte cuenta si tienes este tipo de conexión con alguien. Afortunadamente, hay varias señales y pasos que indican que es posible que ya conozcas tu Twin Flame, que descubrirás ahora.

relações
Fotografia: pixabay.com

¿Cuáles son las señales?

Todas las relaciones con un Twin Flame son muy diferentes entre ellas, la evolución de cada una dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentra la pareja o de su estado emocional. Sin embargo, hay algunas señales más frecuentes que caracterizan esta conexión.

1. Existe un reconocimiento inmediato entre las Llamas Gemelas

Aunque nunca se han visto antes, sienten que ya se conocen, sin saber por qué. Existe un fuerte vínculo/una fuerte conexión entre ellos desde el principio, que no se puede explicar.

Aún más extraño es que, a menudo, este tipo de relación se puede encontrar entre personas de diferentes países y culturas, que parecen no tener raíces comunes. El encuentro ocurre de forma inesperada y deja a ambos compañeros sin palabras, en un estado de plenitud.

2. Comparten pensamientos, intereses e incluso historias de vida

La conexión entre los Twin Flames está llena de sincronizaciones, por lo que los dos notan que tienen muchas cosas en común y que piensan lo mismo muchas veces. Pueden tener las mismas preferencias en música, libros y otros temas o pueden disfrutar de los mismos pasatiempos. A veces es posible compartir experiencias personales, como situaciones familiares.

3. Cuando están juntos, pueden ser ellos mismos

Desde el momento en que se conocen, los Twin Flames se comportan como viejos amigos. Se sienten cómodos cerca el uno del otro desde el principio, y no tienen que preocuparse por esa ansiedad específica de los primeros encuentros. No se juzgan y pueden ser sinceros en todo, no hay tema del que no puedan hablar libremente.

4. Sus vidas cambian para mejor

La existencia del Twin Flames provoca varios cambios, no solo en la mentalidad, sino también en el estilo y las metas de la vida. La aparición de este tiene como objetivo llevarte por el camino correcto, lo que puede significar, de repente, un interés repentino/improvisto en nuevas actividades o lugares. Te ayuda a salir de tu zona de confort y acercarte a un propósito mayor. Lo único que tienes que hacer es escuchar a tu intuición, porque siempre te guiará en este tipo de relación espiritual.

5. Se conectan a través de los sueños

Es normal soñar con tu Twin Flame, porque la conexión formada trasciende el mundo físico. También pueden tener los mismos sueños, e incluso hay personas que sueñan con su Twin Flame antes de conocerlo. Por lo tanto, presta atención a todas las caras que ves mientras duermes, ¡una de ellas podría ser tu Llama Gemela!

6. Entiende/Comprende tus lados más profundos y ocultos.

Un Twin Flame tiene la función de ayudarte a crecer y a curar viejas heridas, por eso él puede ver a través de las mayores inseguridades de su pareja/compañero. Este puede ser un proceso difícil y desagradable, que causa conflicto y agitación en la relación.

Sin embargo, al final del día, no hay nadie más que comprenda tus emociones mejor que un Twin Flame, que tiene experiencias y sentimientos similares al mismo tiempo que tú. Aunque tengan que afrontar algunos retos solos, este viaje se vuelve más fácil al saber que se tienen el uno al otro.

7. Hay una atracción física muy fuerte

Deben estar cerca el uno del otro, y el contacto físico es muy importante para fortalecer realmente la conexión. La distancia entre ellos provoca sufrimiento y confusión, a pesar de la atracción magnética que aún existe entre ellos durante una separación.

8. Se comunican sin palabras

Los Twin Flames tienen una conexión telepática, por lo que son capaces de darse cuenta de lo que piensa, siente o hace su pareja en un momento determinado antes de hablar con él. Esta es una señal que puede aparecer después de pasar más tiempo juntos.

9. Sin tomar en cuenta las circunstancias, siempre se juntan/se reunen

Como ya has descubierto, la intensidad de esta relación puede volverse insoportable en muchos casos, por lo que alguien decide ponerle fin. Aun así, los verdaderos Twin Flames se reencuentran, de una manera increíble. Después de todo, tienen que cumplir una misión final juntos, y el Universo seguirá mostrándoles que hay una determinada persona que está alineada con ellos mismos.

10. Quieren convertirse en mejores personas

Básicamente, el encuentro del Twin Flame transforma algo en ti. De repente, parece que tus metas en la vida cambian y se vuelven más claras. El Twin Flame tiene el poder de hacerte sentir más ambicioso, abierto a nuevas experiencias y personas, y maduro cuando se trata de obstáculos en la vida. Gracias a esta persona, descubres una nueva perspectiva de la vida y cuál es el camino que tienes que seguir, porque empiezas a escuchar más a tu corazón.

11. Saben que fueron hechos el uno para el otro

Aunque, a medida que pasa el tiempo, surgen varios problemas y la separación es casi inevitable, los Twin Flames no pueden olvidar cómo se sienten el uno por el otro. Su subconsciente nunca deja de transmitirles mensajes y señales sobre el ser querido, por mucho que intenten evitarlos. La conexión es indestructible y solteros o con la pareja equivocada no se sienten completos. Descubrirás que el Twin Flame es el único que puede llenar ese vacío, y nadie más tiene la misma influencia sobre ti.

Las etapas de las relaciones de Twin Flames:

Las relaciones con un Twin Flame son experiencias intensas y apasionadas que desafían espiritualmente a ambos compañeros. Por eso, los Twin Flames tienen que recorrer un largo camino para llegar a la última etapa de este verdadero viaje: el encuentro entre dos personas ya independientes, que no necesitan la validación de otras, que colaboran para crear un futuro mejor.

Estas etapas representan períodos en los que creces, cambios de actitud y mentalidad, y aprendes lo que significan el amor propio y la autoestima. Para cada persona, los pasos pueden llevar más o menos tiempo, dependiendo del ritmo al que los Twin Flames se desarrollan y aprenden sus propias lecciones de vida, por separado.

I. La búsqueda …

Esta etapa es específica del período en el que aún no conoces tu Twin Flame. Se caracteriza por la falta de algo importante en tu vida, por el deseo de sacar más provecho de tu vida emocional. Te das cuenta del hecho de que hay alguien creado para ti, aunque el amor no ha sido de gran importancia en tu vida antes. Es como una revelación, y en esos momentos abres tu corazón para recibir tu Twin Flame. Empiezas a aceptar las relaciones fallidas/fracasadas/sin éxito del pasado y estás preparado para un nuevo comienzo. Ahora sabes que te mereces más.

II. El primer encuentro…

Este es el momento en que los Twin Flames se encuentran físicamente, por primera vez. Normalmente, el encuentro parece irreal: ocurre cuando menos lo esperas, en circunstancias inusuales, pero que, a pesar de ser breve por momentos, tiene un significado especial. Como ya viste mencionado, hay casos en los que el Twin Flame puede ser alguien de otro país, con una vida completamente diferente a la tuya, o incluso alguien que está casado y tiene una familia propia. Con estos obstáculos parece una relación imposible, pero eso no te impide pensar a menudo en tu Twin Flame. En esta etapa aparecen los primeros sentimientos de admiración y curiosidad por la otra persona.

III. Enamorarse…

Una vez que tenga la oportunidad de pasar más tiempo con Twin Flame, la fascinación por él aumentará. Estas relaciones no se pueden comparar con otras del pasado, porque la complejidad y la intensidad de los sentimientos son únicos. Es amor puro, que crece cuanto más conoces a la otra persona.

La atracción no se puede evitar ni controlar, porque el Twin Flame representa todo lo que podrías desear en alguien. Es una de las etapas más bonitas, que trae mucha felicidad, en la que descubres más sobre tu pareja y renuncias a reprimir los fuertes sentimientos dentro de ti.

IV. La relación perfecta …

En este momento, estás en una relación o en contacto constante con tu Twin Flame. Nada puede salir mal, porque la otra persona satisface todas tus necesidades. No hay problemas de comunicación y pueden hacerte sentir protegido y amado todo el tiempo. A pesar de ser la relación de tus sueños, esta etapa solo representa la calma antes de la tormenta, porque precede a otra llena de desafíos, en la que comienzan a surgir problemas.

V. Los desafíos …

En esta etapa, la relación ya no es perfecta. Toda esa alegría y pasión incontrolada son reemplazadas por conflictos, ansiedad y caos en la relación. Todo esto sucede por la aparición de inseguridades, defectos y problemas personales. A pesar de compartir los aspectos positivos, los Twin Flames también comparten los aspectos negativos, lo que trae de vuelta sentimientos, comportamientos o pensamientos reprimidos para sanarlos.

En estos momentos, tu Twin Flame te muestra exactamente cuáles son tus mayores inseguridades, para que te desarrolles y crezcas. Es una etapa llena de sufrimiento y furia pero, incluso en los peores momentos, hay respeto mutuo y amor incondicional. ¡La violencia o cualquier otro tipo de abuso no es representativo a este tipo de relaciones!

VI. El corredor y el acosador …

Esta etapa se caracteriza a menudo por una separación. Durante este período, cuya duración difiere en todas las relaciones, uno de los compañeros se distancia, asfixiado por la complejidad e intensidad de la relación, mientras el otro hace todo lo posible por salvarla. Ambos pueden ser tanto el corredor como el acosador en diferentes momentos. El acosador puede considerarse la persona más madura, ya que no quiere huir de los problemas e intenta comprometerse.

El tratamiento silencioso específico de este período representa, en algunos casos, el momento en que la relación termina definitivamente. La etapa termina cuando ambos comprenden que la situación no se puede controlar y continúan el proceso de autodesarrollo.

VII. Rendirse…

En este paso, los Twin Flames renuncian a controlar la conexión. Después de un período de turbulencia, pero también de reflexión e introspección, finalmente se abren a hablar sobre los aspectos más difíciles de su vida, que les han impedido tener una relación sana en el pasado. No puedes ocultar tus defectos frente al Twin Flame, ya que siempre ve a través de ti y amplifica lo negativo. Entonces, para que este tipo de relación funcione, debes dejar atrás tu ego y aceptar no solo tus propias imperfecciones, sino también las del Twin Flame. Pueden mejorar juntos, esta vez.

VIII. La reunión…

Cuando aceptas tu destino, también aceptas el amor de tu Twin Flame, por el bien y por el mal. La última etapa de este tipo de relación trae mucho alivio y paz. Tú y tu Twin Flame estarán en equilibrio permanentemente. Ahora, ambos son fuertes y están preparados para encontrar un objetivo común, que los conducirá a su satisfacción.

Es un encuentro físico, en el que ambos hacen planes de futuro, como vivir juntos o formar una familia. Puedes disfrutar de los beneficios de la relación, porque la parte más difícil ya pasó. Aprendieron lo que significan la empatía, el perdón, la paciencia y la verdadera comprensión.

En estas relaciones, la clave del éxito es el amor propio

Las relaciones con un Twin Flame son tan profundas que los compañeros pueden apoderarse del mundo cuando están unidos. Todas las similitudes y el amor constante entre los dos trae una sensación de comodidad que difícilmente puede igualarse. El Twin Flame representa un compañero divino, destinado a cambiar por completo tu vida y tu forma de verla.

Los momentos difíciles que surgen durante esta experiencia no tienen por qué desanimarte. Una conexión de tanta intensidad y profundidad no desaparece fácilmente, sobre todo si quieres hacer un esfuerzo. En primer lugar, la relación con un Twin Flame te enseña sobre ti, porque él eres tú. Sin aprender a amarte a ti mismo, realmente no puedes ofrecer amor a tu Twin Flame.

Esta es la lección más grande y el desafío que, al final, puede destruir o fortalecer la relación. Todo depende de la pareja y de cuánto quieren mejorar, porque el encuentro solo puede ocurrir cuando dejan de huir de sus lados más auténticos y vulnerables.

Conocer a tu Llama Gemela es una bendición disfrazada. Nunca dudes de lo que te transmite tu intuición sobre cierta persona que ingresa a tu vida inesperadamente, porque esa persona puede jugar un papel muy importante en tu desarrollo a lo largo del tiempo. Aun así, en todas tus relaciones con los demás, asegúrate de no estar en una situación tóxica, que solo es autodestructiva. Mantén tu corazón abierto, para atraer a las personas perfectas hacia ti, ¡y vas a ver qué cosas maravillosas suceden!

Fuentes:

 479 total views,  1 views today

1 comentario en “Todas las relaciones que vas a tener en tu vida (la 2ª parte)”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *